En Primera Persona: Alfonso Gutiérrez Caro.

Publicado por: | Fecha: 22/junio/2020

(Por Rubén Santiago)

La vida en nuestro barrio está llena de anécdotas y de pequeños acontecimientos que pasan desapercibidos en el día a día. Joven Futura lo hacemos las personas que vivimos en él. Os presentamos a nuestros vecinos; hombres y mujeres que por su actitud ante la vida o por sus profesiones, representan lo que supone vivir en este barrio de Murcia.

ALFONSO GUTIÉRREZ CARO. Escritor.

Alfonso Gutiérrez Caro

Foto Alfonso Gutiérrez Caro

Alfonso es un cartagenero nacido a principios de los ochenta que se licenció en Historia por la Universidad de Murcia. Se gana la vida como profesor de secundaria de Geografía e Historia, y además, escribe.

Sus inicios vienen marcados por una interesante trayectoria dentro del relato corto:
Mención de honor en el Concurso Galileo de relatos de ciencia ficción (2009) con “Lapsus Machina”, incurso en la antología del mismo nombre. Ha publicado el relato “Muere el último humano físico” en Revista Redes para la Ciencia nº 10 (2010). El relato “Reinicio” en la Antología Descubriendo Nuevos Mundos (2011) de la Federación Española de Fantasía Épica. Su cuento “Sencillamente monstruos”, fue incluido en “Cryptonomikon VI” antología del Cryptshow Festival (2013). Fue finalista de La Mano, Festival de Cine Fantástico y de Terror (2013), categoría relato, con “La despensa”.

En el año 2013 la editorial Amarante publicó su primera novela “Defecto de fábrica”. Dos años después, Malbec Ediciones publicaría “Universo salvaje”, la segunda novela protagonizada por el detective Samuel Alonso, serie continuada en 2017 por “La sangre no salta” (Malbec).

En el año 2017 participó con el relato “El ascensor”, en la antología “Cartagena Negra” (La Fea Burguesía) y fundó junto a otros tres escritores murcianos el blog literario El quinto libro (https://www.elquintolibro.es/).

En septiembre de 2019 se incluye su relato “Prima Nocte” dentro de la antología de ciencia-ficción “Distopía vol. 1”, editada por El quinto libro.

 

¿Qué hecho o qué circunstancia te hizo querer ser escritor?

En realidad nunca quise ser escritor, nunca he tenido aspiraciones en ese sentido, simplemente ocurrió. Diez años atrás estaba aburrido, sin empleo, y comencé a juntar palabras… Casi sin pretenderlo, fui creando historias. El término escritor es demasiado grande para mí, soy un profesor de secundaria que, en ocasiones, crea historias.

 

¿Cuál ha sido el relato o novela escrito por ti con el que te has sentido verdaderamente satisfecho?

Es complicado elegir un solo relato o novela, no porque los considere a todos igual de buenos, si no porque muchos significaron algo importante en el momento en el que fueron escritos. Hablando en términos globales, diría que la obra de la que estoy más satisfecho es La sangre no salta, la tercera novela protagonizada por el detective Samuel Alonso.

 

¿En qué momento del proceso creativo pensaste: “Esto no está saliendo como a mí me gustaría”?

Rara es la vez que no ocurre. Ensamblar todas las piezas de un relato o una novela para que la historia funcione como debe es algo muy complicado. Normalmente tengo claro hacia dónde van las historias que escribo, es un requisito que me impongo al comenzar a escribir: saber cómo va a acabar, pero a veces la cosa se lía y hay que andar fino para desentrañar la madeja.

 

¿Qué libro te hubiese gustado escribir?

Buena pregunta. Podría nombrar decenas, pero  por seguir pegado a la novela negra, que es mi género favorito, diría que me hubiese encantado escribir “Irene”, de Pierre Lemaitre. Para mí es la gran novela noir de los últimos tiempos, una obra tan fascinante como contundente que se las apaña para homenajear al género de forma muy inteligente.

 

¿Qué le pedirías al nuevo gobierno con respecto a tu dedicación como escritor?

Pues lo que les pediría a todos: fomento de la cultura en todas sus formas y abolición de trabas que a veces se encuentran en el camino.

 

De no dedicarte a escribir,  ¿qué otra disciplina artística te hubiese gustado intentar?

Canto, bailo, dibujo y pinto fatal (de esculpir ya ni hablemos), así que lo tengo complicado. Me encanta el cine, pero no creo que fuese bueno participando del proceso creativo, prefiero seguir siendo un simple espectador.

 

¿Qué ingredientes tiene que tener una buena novela negra?

Los mismos que cualquier otra novela: personajes potentes, trama interesante, alguna que otra sorpresa o giro… Si a todo eso le añadimos una narrativa que te sumerja en el mundo creado por el autor, pues ya lo tendríamos todo.

 

¿Qué suceso histórico admiras más?

¿Aceptamos el gol de Iniesta en la final del Mundial de Sudáfrica como suceso histórico? (risas)

 

¿Cuál es la película que más veces has visto?

Hay unas cuantas de las que he perdido la cuenta ya… Probablemente sea Pulp fiction, de mi admirado Quentin Tarantino, una película que no me canso de ver una y otra vez.

 

¿Qué está socialmente sobrevalorado?

Mmm, aquí me has pillado. No sé, hoy día pienso que está sobrevalorada la actividad en las redes sociales. La gente cree que necesita estar actualizando constantemente sus estados, subiendo a Instagram el plato de comida que se van a meter entre pecho y espalda, o escribiendo opiniones absolutamente por todos los temas del mundo. Que cada cual haga lo que quiera, faltaría más, pero creo que hay cierto abuso en la utilización de estas redes.

 

Háblanos de Joven Futura, el barrio en donde vives. ¿Qué es lo que más te gusta de vivir aquí?

Me gustan muchas cosas, pero sobre todo la tranquilidad y paz que se respira. Es un barrio muy agradable por el que pasear, que rezuma vida con los niños jugando en sus parques o los perritos correteando por ahí. Me consta que desde la Asociación de Vecinos se trabaja constantemente para mejorar los servicios, pero es cierto que ya es un lugar excelente para vivir.

 

Muchas gracias por la entrevista Alfonso. Que las musas te acompañen.

Un abrazo.

Gracias a vosotros por hacerme un hueco en vuestra web. Un abrazo, vecinos.





Deja una respuesta