En Primera Persona: Francisco Ruiz Salmerón

Publicado por: | Fecha: 15/septiembre/2020

 (Por Rubén Santiago)

La vida en nuestro barrio está llena de anécdotas y de pequeños acontecimientos que pasan desapercibidos en el día a día. Joven Futura lo hacemos las personas que vivimos en él. Os presentamos a nuestros vecinos; hombres y mujeres que por su actitud ante la vida o por sus profesiones, representan lo que supone vivir en este barrio de Murcia.

FRANCISCO RUIZ SALMERÓN. Maestro y fisioterapeuta. Creador de “El Mar Menor de los niños”

Foto: Francisco Ruiz Salmerón

Foto Francisco Ruiz Salmerón

Francisco Ruiz Salmerón es maestro de Primaria con las especialidades de Educación Física, Inglés y Francés. También ha ejercido de Fisioterapeuta en el Servicio Murciano de Salud, en la Consejería de Educación con alumnos con necesidades educativas especiales y en París, en dos hospitales de la APHP (Sistema de Salud Francés).

En 2016, la Consejera de Educación presentó la Guía Básica de Fisioterapia Educativa, una publicación que coordinó junto a diez compañeros fisioterapeutas.

Es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y actualmente estudiante de Turismo. Desde 2016, está ejerciendo de maestro, primero en La Asomada (Cartagena) y después en La Ñora.

Murciano de nacimiento, ha pasado gran parte de su vida en Cartagena, donde conoció a su esposa Lidia y nacieron sus tres hijas.

¿Qué hecho o qué circunstancia te hizo querer ser primero fisioterapeuta y después maestro de primaria?

Con apenas 18 años, un familiar sufrió un ACV que hizo temer por su vida. Quedó hemipléjica durante unos días y eso llevó a querer dedicarme a una profesión que sirviese para ayudar y estuviese relacionada con la salud. La Fisioterapia ha sido mi pasión durante quince años, pero mis manos se resintieron y tras tres operaciones, tuve la suerte de poder elegir el camino de la educación.

Hace más de diez años comencé a conocer la educación a fondo, al trabajar en la Consejería realizando el apoyo a alumnado con necesidades educativas de aprendizaje desde los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica, y aquello me dejó prendado, así que ahora soy maestro.

Háblanos de tu proyecto “El Mar Menor de los niños” ¿Estás satisfecho con los resultados?

El Mar Menor de los Niños es un regalo precioso que nos han regalado los primeros alumnos y alumnas de los que fui tutor. Yo intenté inculcarles el amor a la naturaleza desde 4º de Primaria, pero fueron ellas y ellos los que, terminando 5º, quisieron conocer más sobre el Mar Menor.

Nos hemos enamorado todos de las maravillas que puede ofrecer el Mar Menor como laguna salada y su territorio de historia, tradiciones y paisajes que albergan sus orillas. Estoy muy satisfecho y siento un orgullo tremendo de estos setenta chicos y chicas por su incesante trabajo, energía y positivismo.

¿En qué momento del proceso de creación o puesta en marcha del proyecto pensaste: “Esto no está saliendo como a mí me gustaría”?

Este proyecto tenía dos protagonistas: el alumnado y el Mar Menor. El Mar Menor ha tenido “una visión particular” para convertirse en un entorno Ecoturístico de referencia y para recuperar parcialmente el carácter natural de La Manga. Los tres grupos de alumnos y alumnas han aprendido, han disfrutado, se han desarrollado como pequeños locutores y han acudido a reuniones en las que han defendido libremente al Mar Menor con sus propuestas constructivas.

El aspecto negativo que no he podido “dar” a mi alumnado es que se vieran realizando una de sus propuestas. Crear un itinerario ecoturístico que sirviera como Vía Verde circular alrededor de todo el Mar Menor habría sido genial, pero mejor aún que fueran los setenta alumnos y alumnas quienes plantaran al menos los primeros pinos o arbustos de ese corredor natural. No ha podido ser, pero nos queda lo vivido y lo que han concienciado a la sociedad.

¿Qué objetivos te planteas a corto y medio plazo?

Ahora he cambiado de Colegio y ciudad, con pena por marcharme pero con ilusión por aprender en la nueva etapa. Espero poder enseñar lo maravillosa que puede ser la Naturaleza y lo importante que es cuidarla, por supuesto dentro de los contenidos curriculares.

En este momento no depende de mí que siga “El Mar Menor de los Niños”, pero la semana que viene tenemos reunión con la alcaldesa de Cartagena, así que seguimos bregando para conseguir un Mar Menor natural, sostenible y atractivo para ser protegido como Parque Natural y disfrutado desde la responsabilidad. ¿Conseguiremos que todo este esfuerzo de mis niños y niñas sirva para algo? ¡Ojalá que sí!

¿Qué le pedirías al gobierno regional o nacional como posible solución para el Mar Menor?

Que piensen globalmente en lo que constituye el Mar Menor y sus pueblos ribereños, ¡por favor! Tenemos un espacio que por geografía es único en Europa y casi en el mundo, con La Manga y sus dos mares y con la fauna especial como nacras, anguilas, caballitos, flamencos, avocetas,…

Desde 2018, los chavales están diciendo que el “Tesoro de la Región de Murcia” tendría que convertirse en un Parque Natural en su totalidad.  Actualmente tiene protección y a nivel europeo, pero de poco ha servido. ¡Vamos a creernos que merece la pena y a disfrutarlo más, es un lugar paradisíaco si se mira y se disfruta con amor y desde el conocimiento!

Da la impresión de que en la Región pensamos siempre que es más rentable una urbanización a pie de playa que comprará alguien tras haberla construido otro alguien, que establecer espacios de alto valor ecológico al que vengan personas de muchos países durante varios meses al año. Todo es compatible y construir sin criterio a troche y moche y masivamente, al final trae consecuencias nocivas como las riadas y la pérdida de paisaje y de espacios naturales.

 De no dedicarte a la enseñanza o a la fisioterapia ¿qué otra disciplina profesional o artística te hubiese gustado intentar?

Yo quería ser actor o periodista, pero aquello quedó lejos. He descubierto que me gusta estudiar y aprender, así que no descarto volver a cambiar de profesión. Ahora estoy terminando Turismo…, si la pandemia nos deja.

La Medicina es apasionante, pero también lo son el Arte, la Biología, la Arquitectura, aunque no creo que pueda estudiar mucho más ya.

¿Qué ingredientes tiene que tener un buen docente?

Un buen docente tiene que ser cercano a sus discentes, es decir, a los niños y niñas; es imprescindible saber transmitir, ser creíble, crear empatía y que los problemas se puedan tratar y resolver, escuchar, dinamizar los tiempos y los espacios. Lo más importante para mí es que hay que procurar diversificar y adaptar el mensaje para hacerlo entendible a las características de toda la clase y que el proceso de enseñanza – aprendizaje llegue a todos sin limitaciones.

 ¿Qué suceso histórico admiras más?

Me gusta mucho el espíritu del Renacimiento con todo ese afán por aprender y por desarrollarse. Cuando ves los bocetos de Leonardo Da Vinci te maravillas de pensar en el saber que acumularían. Si tuviese la oportunidad le invitaba a una marinera con una Estrella de Levante para que me contara. Bromas aparte, si tengo que elegir un suceso histórico te diría las revoluciones francesa e industrial, pero en el plano de la ciudadanía y de cómo la población entendió, en un momento dado, que existía el Derecho a la participación en la construcción de una sociedad más equitativa y accesible. Sin sucesos como estos, no podríamos tener una vida como la que conocemos (aunque suene muy “revolucionario”).

¿Cuál es la película que más veces has visto?

Tengo una rama muy freaky de películas de sagas y de superhéroes, pero también me gustan las películas que te hacen pensar o que te sorprenden mucho, como las del director David Fincher. Seven fue una película que me marcó mucho y me enganchó a las películas de este director (The Game, Panic Room, Fight Club, La increíble historia de Benjamin Button).

¿Qué está socialmente sobrevalorado?

Ser rico y poseer muchos bienes (coches de lujo, un chalet enorme, propiedades). Ni lo soy, ni creo que lo seré jamás. Cada vez tengo más claro que la felicidad está en comerte un bocadillo en un monte o en tumbarte en la arena de una playa tras pegarte un baño.

Está claro que con el dinero puedes hacer muchas cosas pero si no eres capaz de vivir la vida con lo que tienes es imposible que disfrutes y seas mínimamente feliz.

 Háblanos de Joven Futura, el barrio en donde vives. ¿Qué es lo que más te gusta de vivir aquí?

Me encanta el espíritu innovador y emprendedor de la Asociación de Vecinos con sus eventos que son variados y originales. Creo que es maravilloso que se hayan creado iniciativas como el Jardín Okupa o el proceso participativo del Parque Metropolitano. Este tipo de actuaciones crean barrio. Yo he tenido la suerte de colaborar con la Asociación en eventos y he visto la satisfacción de vecinos que aún no estaban asociados y que te pedían “por favor” una inscripción para ayudar a mantener esta magia.

En ocasiones he visto abubillas en los numerosos jardines que tenemos y por la tarde se ven numerosas aves desplazándose en grandes bandadas. También destacaría la rápida resolución de los problemas cuando surgen. Este barrio es espectacular.

 Muchas gracias por la entrevista, Paco. Un abrazo.

Muchas gracias por vuestra entrevista. Un abrazo enorme y saludos a todas las vecinas y vecinos.





Deja una respuesta